Hormigón impreso

El hormigón impreso es una técnica de avanzada muy utilizada en el sector de la construcción y la decoración. Su aplicación puede transformar un patio, un camino monótono o pasillo, en una superficie hermosa que le añadirá una mirada de modernidad o dramatismo a su casa.  Su puesta se presenta en diferentes alternativas, así se puede instalar para darle a los revestimientos de las paredes o pisos un aspecto de ladrillo, pizarra, adoquines, piedra de río,  u hormigón, todos los cuales puede ser utilizados para crear una ilusión realista.

El hormigón impreso es un material muy versátil. Es totalmente maleable como si fuera “roca líquida” para una aplicación de concreto decorativo. En la actualidad existen técnicas de avanzada en este material que la hace difícil distinguir este concreto decorativo con la piedra natural.
Por su parte el desarrollo de colorantes avanzados y los procesos de texturizado, le permite establecer acabados impresionantes. La industria del concreto decorativo es cada vez mayor, así tenemos que el precio, la durabilidad y la versatilidad, son factores que están impulsando este crecimiento. El concreto decorativo se puede utilizar  tanto en exteriores como interiores. Siendo muy atractivo para todas aquellas familias que disfrutan de un estilo de vida de acento natural tanto para el  interior o exterior de su propiedad.

pavimentos impresos

El patrón de estampado es una técnica bien establecida, económica y popular. Después de aplicar el hormigón a la superficie, se vierte un endurecedor de color, un tintado en polvo (que es una mezcla de pigmentos a base de minerales), cemento portland, sílice y cuarzo, finalmente se aplica y trabaja la superficie para darle el acabado final de acuerdo al diseño solicitado.

Las impresiones diseños se hacen mediante la colocación de moldes flexibles reutilizables que dejaran el estampado en la superficie recién puesta, y debe siempre colocarse antes de que se haya secado completamente. Estos moldes de estampado se presionan en la superficie del  concreto, pisándolo y trasladándolo de un lugar a otro hasta que se termine de estampar toda la superficie. Muchos efectos se logran con los estampados, incluyendo: ladrillo, piedra o teja.

Después de que la superficie del hormigón ha secado bien, se aplica el endurecedor de color. A continuación, se sella con un sellador resistente de grado UV que evita los cambios de color o la decoloración causada por el sol. Así finalmente se obtiene la puesta de los pavimentos de hormigón impreso en alta calidad.

hormigon impreso leon